Leopoldo Torres Agüero

Leopoldo Torres Agüero, nace en Buenos Aires en el año 1924 y fallece en Parí­s en 1995, mientras se desempeñaba como Embajador de Argentina ante la UNESCO.

Tres etapas caracterizan su obra: figuración, abstracción lí­rica y finalmente la geometrí­a sensible. En esta última, la belleza del color y la sensibilidad de la lí­nea adquieren particular relevancia.

Vivió en Japón desde 1959 hasta 1961, permanencia que lo orientó definitivamente hacia la abstracción.

En 1989, obtuvo el Premio Palanza en Buenos Aires y en Francia el mismo año obtiene la Condecoración “Caballero de Artes y Letras”.